jueves, 22 de julio de 2010

Saber con certeza lo que quieres




Cuando quieras atraer algo a tu vida, cuando deseas manifestarlo, debes saber exactamente qué es lo que quieres.

Si observas la casa que aparece en la imagen te darás cuenta que para poder hacer esa casa, un arquitecto tuvo que pensar en cómo sería exactamente en cada ángulo, cada superficie, cada forma. Y finalmente después de un proceso en que se involucran ingenieros, obreros, etc. se logra la casa que se pensó con tanto detalle.

A tal grado de detalle deben ser nuestras visualizaciones, que no quepa duda alguna de lo que realmente queremos, y la seguridad de que realmente es lo que deseamos será la mayor fuerza para que la ley de la atracción trabaje.

Si no sabes lo que quieres entonces no dejas que la ley trabaje, es decir, tus pensamientos son tan cambiantes que no le das tiempo al universo para que manifieste algo. Es conveniente recordar que cada cosa en el universo tiene su tiempo de gestación. El ejemplo más claro de esto último es que una mujer por más que quiera tener un bebé normal en un plazo de una semana, no lo logrará, porque el tiempo de gestación de un ser humano son 9 meses. Así mismo el universo demora un tiempo de gestación para cada cosa que se desea manifestar. A este tiempo que necesita el universo le llamo "la ley de la gestación", así lo aprendí de otra persona (Juan Martitegui).

Ahora que tienes claro lo importante que es "saber con certeza qué es lo que quieres", tus atracciones deben ser dirigidas de tal manera que le des seguridad a tus pensamientos y además que le des un tiempo de gestación durante el cual debes desear incesantemente aquello que quieres atraer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada